Alcanada



Alcanada



El topónimo de Alcanada, pronunciado 'Aucanada' en mallorquín, procedería de una antigua alquería musulmana del municipio de Alcudia (Mallorca), denominada Albecanata (Al-kaddan), que aparece en el Llibre del Repartiment de Mallorca (1232). En la actualidad, Alcanada da nombre a una zona residencial de veraneo, a una cala de piedra, a un campo de golf y a un islote con un faro







A mediados del siglo XIX, se construyó el Faro de Alcanada en el islote del mismo nombre, junto a la playa de Alcanada. Por espacio de cien años los torreros, y a veces también sus familias habitaron en la isla. Dos veces a la semana, una barca les traía las provisiones desde el Puerto de Alcudia pero, si el mal tiempo impedía el acceso por mar, quedaban aislados sin los víveres necesarios.








Durante la guerra civil (1936-39), la población del islote se incrementó con los soldados encargados de la vigilancia y defensa de la costa, desde los tres nidos de ametralladora que se construyeron en el islote. Desde 1960, el sistema de luz del faro de Alcanada​ se automatizó y el faro quedó deshabitado.






Después de la conquista de las Baleares por la Corona de Aragón, la alquería quedó en manos del señor Pere Ferrandiz y, desde el siglo XIV, las tierras y el islote de Alcanada pasaron a ser de uso comunal.





Parece que en los primeros siglos de nuestra era, habría existido un pequeño núcleo de población romana en el paraje de Alcanada, ligado a la ciudad romana de Pollentia. Más adelante, en tiempos de la Mallorca musulmana (siglos X-XIII), se fundó la alquería de Alcanada.









Comentarios